Directiva Cut Provincial Huasco

PRESIDENTE : HUGO PAEZ SUAREZ --- SECRETARIO GENERAL : MAURICIO RUBIO RIVERA --- TESORERO : PASCUAL AGUILAR IRRIBARREN --- ORGANIZACIÓN : PEDRO VEGA --- DPTO. MUJER Y CONFLICTOS : NELIDA CUADRA ORDENES

martes, 27 de diciembre de 2011

Detectan aumento de enfermedades mentales ligadas al trabajo


Según el estudio de la OCDE, patologías de este tipo han aumentado en la última década, principalmente a causa de la precariedad de los empleos y la inestabilidad laboral.



Presión, precariedad e inestabilidad laboral parecen ser los desencadenantes de males como la depresión o la ansiedad, patologías que afectan a 1 de cada 5 trabajadores, según estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. El estudio señala que el 20 por ciento de los trabajadores en los 34 países miembros de la OCDE, entre los que se incluye Chile, padecen de enfermedades como depresión o ansiedad.

Según el documento, titulado '¿Malestar en el trabajo?, Mitos y realidades sobre la salud mental y el empleo", estas patologías han aumentado en la última década, principalmente a causa de la precariedad de los empleos y la inestabilidad laboral.

Eso sumado al "aumento actual de las presiones en el trabajo podría conllevar una agravación del problema en los próximos años", indica el texto aparecido en universia.cl.

Para la OCDE las enfermedades mentales "son responsables de una pérdida muy significativa de fuerza de trabajo, de altas tasas de desempleo y de una gran incidencia en las bajas por enfermedad y en la reducción de la productividad".

De acuerdo a datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) citados en el estudio, los trabajadores con estrés o depresión implican para los Estados un costo cercano al 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la Unión Europea, sólo en pérdida de productividad, ya que por concepto de gasto en salud, apenas un 20 por ciento de los afectados recibe tratamiento.

Si bien la mayoría de los trabajadores con este tipo de enfermedades cuenta con una actividad remunerada (entre el 55 y 70 por ciento), la cifra es hasta un 15 por ciento inferior a la tasa de empleabilidad de quienes no padecen ningún tipo de desorden mental.

Otro dato importante que entrega el estudio es que las personas con alteraciones psicológicas moderadas tienen el triple de probabilidades de estar desempleadas, mientras los de carácter severo (esquizofrenia) tienen hasta 7 veces más posibilidades de no contar con un trabajo.

Presión, precariedad e inestabilidad laboral parecen ser los desencadenantes de males como la depresión o la ansiedad, patologías que afectan a 1 de cada 5 trabajadores, según estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. El estudio señala que el 20 por ciento de los trabajadores en los 34 países miembros de la OCDE, entre los que se incluye Chile, padecen de enfermedades como depresión o ansiedad.

Según el documento, titulado '¿Malestar en el trabajo?, Mitos y realidades sobre la salud mental y el empleo", estas patologías han aumentado en la última década, principalmente a causa de la precariedad de los empleos y la inestabilidad laboral.

Eso sumado al "aumento actual de las presiones en el trabajo podría conllevar una agravación del problema en los próximos años", indica el texto aparecido en universia.cl.

Para la OCDE las enfermedades mentales "son responsables de una pérdida muy significativa de fuerza de trabajo, de altas tasas de desempleo y de una gran incidencia en las bajas por enfermedad y en la reducción de la productividad".

De acuerdo a datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) citados en el estudio, los trabajadores con estrés o depresión implican para los Estados un costo cercano al 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la Unión Europea, sólo en pérdida de productividad, ya que por concepto de gasto en salud, apenas un 20 por ciento de los afectados recibe tratamiento.

Si bien la mayoría de los trabajadores con este tipo de enfermedades cuenta con una actividad remunerada (entre el 55 y 70 por ciento), la cifra es hasta un 15 por ciento inferior a la tasa de empleabilidad de quienes no padecen ningún tipo de desorden mental.

Otro dato importante que entrega el estudio es que las personas con alteraciones psicológicas moderadas tienen el triple de probabilidades de estar desempleadas, mientras los de carácter severo (esquizofrenia) tienen hasta 7 veces más posibilidades de no contar con un trabajo.

Fuente: http://www.lanacion.cl

No hay comentarios: