Directiva Cut Provincial Huasco

PRESIDENTE : HUGO PAEZ SUAREZ --- SECRETARIO GENERAL : MAURICIO RUBIO RIVERA --- TESORERO : PASCUAL AGUILAR IRRIBARREN --- ORGANIZACIÓN : PEDRO VEGA --- DPTO. MUJER Y CONFLICTOS : NELIDA CUADRA ORDENES

martes, 18 de diciembre de 2012

Hugo Páez, presidente de la CUT, provincial Huasco:“Simplemente nos hemos acostumbrado a que la clase política y el Estado funcionen sólo para beneficio de algunos”



Conocido como un luchador incansable en la Provincia del Huasco  por los derechos de los trabajadores y las causas ambientales que afectan a su zona, prestó todo su apoyo a la comunidad frente a la actual batalla de los habitantes de Freirina para el cierre de la Planta Agrosuper.
Hugo Paéz es el actual Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Provincial Huasco y representante de la Confederación Minera de Chile. La dirigencia es un tema que lo mantiene involucrado en los temas de la zona. La Región de Atacama es uno de los sectores más afectados por los conflictos ambientales, donde la población se ha visto dañada en su desarrollo económico y social, lo que ha generado un estallido de la comunidad en contra de las autoridades y las empresas.
Pascua Lama, Punta Alcalde, la termoeléctrica Guacolda y Agrosuper son algunos de los proyectos causantes de importantes niveles de contaminación del aire y del agua, además de un excesivo uso del recurso hídrico en localidades con escasez y/o sequía.
Y el tema ambiental es una de las aristas de este conflicto, el desarrollo económico de pequeños y medianos agricultores, la pesca y minería a pequeña escala, también se han visto afectados con la instalación de estas megaproyectos industriales.
Frente a estos temas y la actual situación de los trabajadores de la Provincia del Huasco se refirió para El Rastro el dirigente de la CUT.

¿Cómo ha influido en el desarrollo de actividades como la pesca, la pequeña minería y la agricultura, la llegada de proyectos como Pascua Lama, Agrosuper y Punta Alcalde? ¿Cómo ha influido en el nivel de empleo de las personas de la zona?
Bueno, me parece que en el caso de Huasco, es notorio el impacto. Se ha considerado a Huasco como “Zona de sacrificio medioambiental” en la producción agrícola. De eso saben los olivicultores, y los pequeños agricultores de la zona.
En cuanto a la llegada de estos megaproyectos la contratación de mano de obra local ha aumentado. Hace años la provincia del Huasco, especialmente la comuna de Vallenar, superaba los dos dígitos de cesantía, hoy eso no ocurre. Sí, nos preocupa enormemente la precarización de los puestos de empleo existentes, debo destacar que el 80 por ciento de la mano de obra contratada aquí es tercerizada, es decir, es un trabajo indirecto, el cual se hace en condiciones precarias.

 Como presidente de la CUT en la zona tiene el deber de defender los derechos de todos los trabajadores afiliados a la Central Unitaria de la provincia, y sabiendo que muchos de estos trabajadores pertenecen justamente a aquellas empresas que son parte del conflicto medioambiental de la Región de Atacama (Agrosuper, Endesa, Barrick Gold) ¿Cómo se manejan estos intereses contrapuestos, defender trabajadores que son parte de un sector que está dañando a la comunidad?
Y defendemos los derechos de los no afiliados también…
En primer lugar, creo que debemos aclarar que no es que estemos a priori, de antemano, en contra de un sector productivo, sino que nos posicionamos en defensa de todos los trabajadores y no sólo de algunos. Eso incluye no sólo la defensa de ciertos beneficios económicos como mejores ingresos o más fuentes de trabajo, sino que lo hacemos considerando también una mejor calidad de vida de la población en su conjunto. En ese sentido, creo que hemos tenido un aprendizaje como sindicalistas en el último tiempo, de entender que las luchas no son luchas corporativas -de defensa únicamente de nuestros intereses económicos o de nuestros derechos laborales-, sino de construir una sociedad más justa y respetuosa de todos. Nuestro adversario no es una faena en particular (no es sólo Pascua Lama, Barrick o Agrosuper), sino un modelo de explotación que depreda, que explota a los trabajadores y depreda el medio ambiente. Cuando existen faenas que atentan contra la calidad de la vida de la población o que depredan el medio ambiente no están afectando sólo a algunas personas, sino que es la sociedad en su conjunto la que se ve afectada.
Es el modelo el que no está funcionando. Las empresas llegan, extraen todo lo que pueden en un plazo muy acotado de tiempo, se van y dejan sólo el desastre. ¡Y NI SIQUIERA PAGAN MUCHOS IMPUESTOS! Lo que entregan a la comunidad a través de proyectos, como el FONDEPROC, o financiamiento comunitario es casi un favor, lo mismo con los salarios: les significa un porcentaje muy menor comparado con los tremendos ingresos que tienen.

Pero estamos hablando de la minería y la Central Única agrupa a otros sectores productivos…
Esto no sólo es con la minería. La agroindustria funciona de la misma manera. Consume una cantidad gigantesca de agua agotando las cuencas y empobreciendo los suelos, paga sueldos bajos, etc.
Consideramos que eso no es un modo de producción sostenible en el tiempo. La solución la entendemos como una cuestión política. Es el Estado el que debe ser cambiado para asumir un modelo armónico de desarrollo, en que se garanticen fuentes de trabajo estables, con un desarrollo productivo armónico de los territorios y por supuesto, considerando los efectos en el ecosistema que tienen, disminuyendo los impactos e intentando garantizar que el desarrollo sea sostenible en el tiempo.
¿Cuáles son las principales malas prácticas laborales que se acentúan en estas empresas? ¿Cómo se les da solución?
Una de las principales malas prácticas es el anti sindicalismo de estas empresas, la destrucción de organizaciones sindicales completas, el poco respeto hacia la escasa legislación laboral vigente.
Me gustaría que la Empresa Barrick, por ejemplo, respondiera si en Canadá la dejan hacer todo lo que hace acá en Latinoamérica. Si en el resto del mundo paga tan pocos impuestos o royalties como acá en Chile. O que transparentara la relación entre las ganancias que recibe y lo que entrega a la comunidad mediante sus planes de intervención o a través de los salarios.
Pero para solucionar todo esto necesitamos urgente un código del trabajo, discutido con los trabajadores.

¿Las autoridades locales contribuyen al desarrollo y defensa de los derechos ciudadanos y de los trabajadores o son una especie de Relacionadores Públicos de estas grandes empresas causantes de un gran daño ambiental?
Mire, se lo voy a ejemplificar. Durante años, la empresa AGROSUPER se negó a entregar beneficios sociales o implementar políticas de responsabilidad social empresarial. Esto lo saben los municipios. Luego,  de las manifestaciones del año pasado, la empresa AGROSUPER contrató a la empresa de comunicaciones estratégicas del señor Eugenio Tironi y comenzaron a implementar un trabajo de intervención comunitaria. ¿Quién es el señor Tironi? Un destacado militante concertacionista, funcionario del gobierno de Patricio Aylwin, hoy asesor del gran empresariado… Lo mismo con el señor Enrique Correa, del Partido Socialista. La consultora Extend de las hijas del ex Ministro Belisario Velasco y que asesoraban comunicacionalmente a Barrick. Y en este gobierno esto se ha profundizado.
Lo que ha pasado, es que simplemente nos hemos acostumbrado a que la clase política y el aparato del Estado funcionan sólo para beneficio de algunos. Esto lo acabamos de ver con la votación de la Ley de Pesca. Lo vimos antes con la Educación. Hay una colusión entre el gran empresariado y la clase política. Esta última ha estado enfocada en administrar políticamente a la ciudadanía para que no estallen conflictos sociales y así le garantizan estabilidad para el desarrollo de los negocios al empresariado.
Eso mismo, ocurrió en pequeña escala a nivel local.
En esto, ha habido responsabilidad de los trabajadores y la ciudadanía también. De alguna manera, nos compramos el discurso de que el desarrollo venía garantizado por chorreo. Y que desarrollo era lo mismo que cambiar el auto todos los años, dejando la política en manos de algunos. Nosotros, creemos que debemos avanzar en politizar el movimiento de trabajadores y hacernos partícipes de la política, incidir, participar y sobre todo exigir cambios. Por eso, considero que no sólo es defender los derechos económicos o sectoriales, sino involucrarse con otros movimientos sociales, aprender de ellos, construir con ellos. Construir alternativas con ellos.

Fuente: http://noticias.rastro.com/?p=7258

No hay comentarios: